Responsabilidades de una Esposa

img_homeesposaSeguramente vas a estar de acuerdo conmigo que tener un hogar feliz es una experiencia muy confortable y disfrutable. Quizás no todas las amigas puedan decirnos…”estoy de acuerdo” porque lamentablemente no han tenido hasta ahora un hogar feliz. Pero, queremos ayudarte a pensar qué cosas podrías hacer como mujer casada para edificar junto a tu esposo un hogar feliz. Debes saber que tú- como esposa- puedes construir o romper una familia, un hogar.
Recuerdo ahora mismo un Proverbio que dice lo siguiente, “la mujer sabia edifica su hogar pero la necia lo destruye” ¿No te parece impactante esta declaración? Debes ser cuidadosa cómo manejas las cosas en tu casa en lo que de ti dependa. Por lo que dice este sabio proverbio puedes hacer un hogar feliz y confortable o puedes hacer que sea un lugar de quejas y miseria.

Cuando una persona se casa generalmente tiene grandes expectativas de su cónyuge. Hay ciertas cosas que esperas de el y ciertas cosas que el espera de ti.
Esto es un buen tema para hablarlo antes de casarse. Si esas expectativas no son satisfechas, te sentirás desilusionada o enojada. Puede ser que te sientas infeliz y frustrada, y eso te conducirá a discusiones, mal entendido y aún el divorcio. Esto sería muy triste. Un divorcio golpea fuerte a toda la familia…… es la muerte a una importante relación. Pero si la esposa y el esposo, llegaran a comprender lo que espera el uno del otro, muchos se evitarían serios problemas.

Seguramente cada uno en la pareja serán diferentes, pero esas diferencias pueden ser motivos de complementación y no de enfrentamientos. Cuando la pareja conoce y acepta las diferencias, esto puede traducirse en unidad dentro del matrimonio.
Por lo tanto hablemos un poco sobre como podemos hacer para que el matrimonio sea un éxito y una bendición para todos incluyendo a los hijos.

La Biblia nos dice que cuando Dios hizo a Adán – el primer hombre – dijo:
(Génesis 2:18) “No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para el”.
Esto nos enseña que tu como esposa eres la ayuda idónea para ayudarle. Así como encaja la llave en la cerradura perfectamente, para cumplir su objetivo, tú puedes ser la persona adecuada para extraer las mejores cualidades y ayudarle a ser un buen líder de tu familia.

La Biblia también nos dice que “una persona virtuosa y capaz es mas preciosa que los rubíes.” Si un hombre nos escucha le aconsejamos que cuide a su esposa y la ame porque es preciosa. A la esposa le decimos que cuide a su esposo, lo valore y lo ame. La Biblia continúa diciendo (Proverbios 31:11-12) “Su esposo está en ella confiado y ella enriquecerá su vida; le dará bien y no mal todos los días de su vida”. Ellos llegan a ser “UNO”. Esto significa que nunca hará nada que lo dañe o lastime, porque sería como lastimarse y dañarse a sí misma.

Te preguntarás que cosa deberías hacer para ayudar a tu esposo a desarrollar sus habilidades, a ser mejor líder, proveedor y protector de la familia. ¿Cómo puedes ser de ayuda para tu esposo en el diario vivir?

Te daremos algunas ideas y seguramente a ti se te ocurrirán otras.

• Haz que tu hogar sea un lugar seguro y feliz. Un lugar donde encontrar ánimo, consuelo, comprensión, descanso y protección para toda tu familia – un amoroso refugio donde todos desean llegar.

• No hagas bromas o burlas acerca de tu esposo…. No le digas palabras ordinarias y groseras.

• No estés siempre recordándole sus faltas, errores y fracasos.

• Si tienes algo para decirle, hazlo a solas, amablemente y NO delante de los hijos.

• Mantén tu casa limpia y ordenada. Esto no significa que parezca un museo o un hotel donde falta el “calor” de hogar. A los esposos les gusta llegar y sentirse cómodos y distendidos.

• Sé una mujer en quien el esposo pueda confiar y de quien depender. Habla las cosas con el, valora su opinión, no escondas nada de el y sé honesta. No uses palabras ásperas, no te quejes y discutas continuamente. Esa manera de ser estropea la relación.

• Vive feliz y contenta con lo que tu esposo te provee, con tus posesiones, con tu trabajo.

• Sé paciente, perdona y muéstrate dispuesta a hacer sacrificios por tu familia.

• Interésate en los asuntos y problemas de tu esposo. Recuerda que ahora son un equipo especial y necesitan luchar unidos para llevar adelante la familia, lograr el dinero suficiente y cubrir el presupuesto familiar.

• Cuídate a ti misma: muéstrate hermosa y prolija. Cuida tu salud. Sé amable en tu comportamiento de tal modo que se te vea hermosa en tu vida interior también.

• Coopera con tu esposo en educar y corregir a tus hijos. Tomen juntos la decisión de cómo quieren disciplinarlos. Estén ambos de acuerdo en este asunto; si tienen puntos de vista diferentes en cuanto a la disciplina adecuada, no discutan delante de los hijos. Háganlo aparte, a solas.

• Ayuda tus hijos a ser leales y respetuosos con tu esposo. Esto solo puede suceder, si tu misma eres leal y respetuosa con tu esposo. Tus hijos captarán enseguida tus actitudes y te imitarán. Si te quejas de lo que el hace o no hace, si usas lenguaje descalificador, todo esto influenciará en forma negativa sobre tus hijos.

• Muestra confianza en las decisiones que hace tu esposo. Sino estás de acuerdo pregúntale porqué piensa de esa manera. El diálogo es importante y necesario para la buena comprensión y relacionamiento.

• Finalmente, siempre se agradecida. No tengas vergüenza de decir gracias todas las veces que sea necesario y de diferentes maneras: dar un beso – una sorpresa – hacer el pastel que le gusta. Cuando muestras tu amor y cuidado por tu esposo con palabras y con hechos, el lo apreciará mucho y redundará en beneficio para ti misma y para toda la familia.

Es emocionante saber que la tarea que dios nos ha dado como esposas, es ser la “ayuda especial” del esposo.

¿Pero qué hacer acerca de esa esposa que desearía ser de “Ayuda especial” y no puede serlo?
Es difícil comprenderlo, pero a veces hay esposos que no aprecian la ayuda de su esposa y sus esfuerzos por ser una ayuda especial.

Pueden existir muchas razones para que esto suceda, hay hombres que han tenido problemas de relacionamiento en el pasado, a veces desde niños, y el siente que no puede confiar en unas mujer. Puede ser que algunos hombres no saben como hablarle a una mujer o no han tenido a nadie que les enseñara como tratar a una mujer con amabilidad, comprensión y cariño. Quizá puede ser que el hombre sea de carácter rudo y orgulloso porque nadie lo corrigió y nadie le ayudó a superar esa actitud errónea.

¿Cuál es tu situación? ¿Estás atrapada en una vida y matrimonio difícil?
En la sección Lecciones para el Alma, encontrarás la historia de una mujer que enfrentó un matrimonio difícil. Lee por favor ese artículo.

Comparte!


    8 comentarios para “Responsabilidades de una Esposa”

    1. Carolina Vallejo dice:

      Excelente. Se debe insisitir en éste tema. Muchas veces se piensa que es casarse y punto . No es así, ahí comienza una etapa compleja pero bien bonita cuando la pareja se forma en Cristo y bajo su voluntad.Un condimento fundamental alimentar el amor y la comunicación. No olvidar 1ª Corintios 13

    2. yadira chaverra perez dice:

      Gracias por estos consejos tan sabios realmente son de mucha edificación ,me ayudaron a ver el hogar de manera distinta y acorregir ciertas actitudes que desagradan a miaesposo

    3. Responsabilidades de una Esposa | MisionWeb Network dice:

      [...] (Proyecto Ana) Seguramente vas a estar de acuerdo conmigo que tener un hogar feliz es una experiencia muy confortable y disfrutable. Quizás no todas las amigas puedan decirnos…”estoy de acuerdo” porque lamentablemente no han tenido hasta ahora un hogar feliz. Pero, queremos ayudarte a pensar qué cosas podrías hacer como mujer casada para edificar junto a tu esposo un hogar feliz. Debes saber que tú- como esposa- puedes construir o romper una familia, un hogar. Recuerdo ahora mismo un Proverbio que dice lo siguiente, “la mujer sabia edifica su hogar pero la necia lo destruye” ¿No te parece impactante esta declaración? Debes ser cuidadosa cómo manejas las cosas en tu casa en lo que de ti dependa. Por lo que dice este sabio proverbio puedes hacer un hogar feliz y confortable o puedes hacer que sea un lugar de quejas y miseria. [...]

    4. nelly laura sosaya dice:

      OLA SOY LAURA ES LA PRIMERA VEZ Q ESCRIBO SI SE Q SIN CRISTO EN EL HOGAR ES DIFICIL YEBARLO ADELANTE SE Q HAY Q SER SABIA PERO ESA SABIDURIA SOLO DIOS LA DA

    5. Scarling Piña dice:

      Es necesario aprender y madurar en todas las areas posibles antes de llegar al matrimonio, y recordar que al unirnos con otra persona hemos tomado una DESICION de amar incondicionalmente, no solamente verle la cara a el o ella por tanto siempre espera la Voluntad de DIOS.

    6. Anonimo. dice:

      BUENAS NOCHES: EXCELENTE, ÉSTE ARTÍCULO; ENVIARÉ UNA COPIA DEL MISMO A MI BELLA ESPOSA, PORQUE LA AMO Y SIEMPRE HAY ESPERANZA… GRACIAS.

    7. NUEVA ESPOSA dice:

      hola bueno después de tener una discusión con mi esposo entre a ver esto y estoy pasmada, veo que todas as responsabilidades del hogar recaen en la mujer y para colmo debe ser tratada como tonta, en otro articulo similar veo lo mismo la mujer debe ser soporte pero debe de ser guiada y sumisa, mientras que el hombre debe ser líder- proveedor y protector, nada que yo tampoco sea y ademas mantener contento al muñeco, pero quien nos tiene contentas a nosotras? quien será nuestra ¨ayuda especial¨?
      si entendi bien debo ser: cariñosa, pasiente, servicial, administradora, educadora, mantener la casa limpia, confiable, no debo de verle sus errores, discreta, apoyar sus decisiones aunque sean erróneas, que es lo mismo que no tener voz ni voto, linda , agradecida, adiestrar a mis hijos para verlo como un hombre perfecto y así copien sus errores, conformista, bueno y podría seguir pero QUE PASA CUANDO EL ESPOSO ES GROSERO, ABUSADOR IRRESPETUOSO, DESPROLIJO, SUCIO, VULGAR Y MIL COSAS MAS? MERECE TODO ESE SACRIFICO Y TU SUFRIMIENTO?
      DEFINITIVAMENTE NO!…DEBO DECIR QUE EN MI MATRIMONIO ATIENDO MI CASA MI ESPOSO Y A MI HIJO, PERO NO SOY NI LA SOMBRA DE LO QUE PINTAN AQUI, EXIJO RESPETO E IGUALDAD, QUE ME ATIENDAN LE HAGO VER SUS ERRORES, DIGO LO QUE NO ME GUSTA, JAMAS LE PLANCHO O LO VISTO POR QUE NO ES UN MUÑECO! JAMAS OBEDESCO ORDENES, SIGO ACUERDOS y saben que? somos muy felices por que me valora por lo que soy , con defectos y virtudes, por que digo la verdad, por que ama mi inteligencia y mi independencia, por que la honestidad esta presente en nuestro matrimonio y así es mas fácil hablar los problemas y llega a acuerdos y soluciones
      CHICAS NO SE REPRIMAN AMEN INTENSAMENTE PERO AMENSE PRIMERO A USTEDES, LOS HOMBRES NO SON LO MAXIMO EN LA VIDA, NO LOS TRATEN COMO SI FUERAN DIOS QUE DIOS SOLO HAY UNO, ahora veo que la discusión con mi marido es insignificante MUJERES SUMISAS HAY MILLONES Y TODAS SUFREN IGUAL, MUJERES FUERTES SOMOS POCAS Y ENCONTRAMOS LA FELICIDAD POR QUE JAMAS MENDIGAMOS POR ELLA.

    8. Óscar dice:

      Y es por eso señoritas y/o señoras que los hombres acaban con otra mujer la cual les da paz y tranquilidad y los asombra con su pasividad, ahora estoy de acuerdo si es que la mujer aporta de manera equitativa las responsabilidades del hogar, todo esto es en respuesta a la respuesta anterior, pero hay veces y no digo generalizando que la mujer quiere todo y casi no aporta

    Deja un comentario