Creación de los humanos

Quiero hablar un poco más acerca de la maravillosa creación de este mundo descripta en el primer capítulo de la Biblia- la Palabra de Dios. (Génesis 1)

“En el principio sólo estaba Dios. Dios hizo todo lo que existe: las estrellas, la luna, y los planetas y nuestro planeta tierra. Hizo la tierra, los océanos y las nubes. El hizo que aparecieran las plantas, los peces y las aves y todos los animales. Vio que todo era bueno en gran manera. Y Dios se alegró.

Y cuando todo estuvo listo, Dios dijo, “Y ahora hagamos a los seres humanos. Serán como nosotros, y tendrán poder y responsabilidad sobre todas las otras criaturas.” Así Dios creó a los primeros seres humanos, haciéndolos semejantes a Dios en muchas maneras. Hombre y mujer los creó y los bendijo.”

Detengámonos y pensemos un poco en esto que hemos leído. Imagínate el mundo tan nuevo y limpio, el medio ambiente tan perfecto. Dios estaba contento con todo, Él había hecho un maravilloso mundo y un bello hogar para las personas que había creado. Era un mundo bueno, un regalo para todos. En alguna manera eran como los animales, necesitaban aire, agua, comida, refugio… y Dios tenía todo listo. A las personas les dio además ciertas responsabilidades: les puso a cargo del planeta. Eso no quería decir que podían usarlo sólo para su placer y lo que no les servía, desecharlo o descuidarlo.

Mirando a nuestro alrededor podemos ver cómo la tierra ha sido dañada por las personas. Hemos ensuciado los ríos y el aire… hemos talado los árboles que mantienen la tierra unida… hemos descuidado a los animales que en ella viven.

A menudo pareciera como que hemos tratado al mundo como un mercado de golosinas donde nos servimos lo que queremos. Pensemos en una granja, allí se deben dar los ciclos de la naturaleza, se debe cuidar de las plantas, los árboles y los animales. Si un granjero mata y come todos sus animales, la granja no podría subsistir, todo se terminaría.

Cuando Dios nos dio el poder, también nos dio responsabilidades. Sabemos que necesitamos de todo lo que produce la tierra y eso está bien que lo usemos. Pero debemos usar los recursos de la tierra con sabiduría para que esos recursos continúen proveyendo para los humanos y las otras criaturas. Todos tenemos una parte, una responsabilidad en el cuidado del medio ambiente.

Cada uno de nosotros que tenemos algo de terreno, deberíamos cultivar alimentos, no malgastar el agua, debemos aprender a volver a usar las cosas en lugar de arrojarlas a la basura y comprar nuevas sólo porque tenemos dinero. Debemos pensar qué cosas podríamos hacer para mejorar nuestro medio ambiente.

Hemos aprendido que Dios nos creó a su semejanza. Dios es orden y pureza y le gusta las cosas hermosas y buenas. El quiere que seamos responsables y buenos administradores, porque para eso nos creo con capacidades.

Pensemos qué significado tiene haber sido creadas como Dios. No nos parecemos a Él físicamente porque Dios no tiene físico, La Biblia nos enseña que Dios es Espíritu. Eso significa que es más que nosotros, porque no tiene un físico que lo limite. Pero somos más que los animales. Dios nos creo hombre y mujer. Eso significa que fuimos creados para una relación de amor. Como Dios, somos capaces de amar, respetarnos y valorar nuestras diferencias.

Dios ama, pero también se enoja cuando las cosas están mal hechas. Él odia la injusticia… Se pone triste cuando nos ve sufrir… Se pone feliz cuando ve que nos va bien. La Biblia dice que Él se regocija sobre su pueblo. Dios nos hizo con esa capacidad de sentir todas las emociones. No podríamos ser humanos sin ellas.

Dios también es racional, piensa perfectamente y toma decisiones lógicas. Nosotras tenemos esa capacidad racional, también. Eso nos hace bien diferentes a los animales.

Dios es también el gran comunicador. Nos habla de diferentes maneras y el habla es un don que sólo los humanos tenemos. Nos ayuda a comunicarnos, a pensar y planificar.

Hay otra manera que somos como Dios. Tenemos un sentido de moralidad; sabemos lo que está bien y lo que está mal. No siempre escogemos hacer lo que es correcto- lo sabemos muy bien- pero tenemos la capacidad de hacer elecciones pensadas y morales.

Pero ahora quiero mencionar algo que puede ser lo más importante… Como Dios, somos seres espirituales. Hay algo esencial en ti, tu parte real que puedes comprender algo de Dios y relacionarte con Él, y esa parte es eterna y puede vivir con Dios para siempre. Eso es Único… Nos hace bien diferentes a los animales.

Eso me hace sentir muy especial al saber que soy creada como Dios, aunque sé que no soy perfecta como Él lo es. ¡Qué privilegio tenemos! Cada humano tenemos una gran dignidad, y una gran responsabilidad. No vivimos por instintos como lo hacen los animales; podemos hacer elecciones…

Hemos dicho que Dios bendijo al hombre y a la mujer con una bendición. Él les dijo: “Tengan muchos hijos, que vuestra descendencia viva sobre la tierra y cuiden de ella y tengan todo bajo control. Te pongo a cargo de los peces, los pájaros, los animales, y yo les proveo plantas de toda clase para que tengan para comer y para ellos también.” Dios les puso entonces en un hermoso jardín y venía y hablaba con ellos (Génesis2:8 y 3:8)

Y Dios estaba muy feliz de lo que había hecho y especialmente con las personas que había creado.

Esta es una maravillosa historia que tuvo un gran comienzo. Dios nos hizo y nos dio lo necesario para vivir. Realmente nos demostró mucho amor. Pero al mirar nuestras vidas hoy, nos damos cuenta que algo está mal.  El ser humano usó su capacidad de escoger y eligió desobedecer a Dios. Desde entonces las cosas no fueron como Dios había deseado. El pecado entró al mundo y nos separó de Dios. El pecado trastornó la vida del ser humano.

Dios envió a Jesucristo al mundo para ayudarnos a encontrar el camino hacia Él nuevamente. La única manera que podemos estar otra vez en buena relación con Dios es a través de Su Hijo Jesús. Si crees en Jesucristo como Salvador y Señor podrás ser ese ser humano que Dios desea que seas. Viviendo y haciendo el bien. Cree en Jesús. Amén

Comparte!


    2 comentarios para “Creación de los humanos”

    1. maximo Peñña dice:

      Muy bien el arítulo sobre la creación. El hecho que tengamos razón debemos actuar mejor que los animales, que vivien por el instinto. Gracias tambien porque siendo Dios un ser espiritual, su pererior a a los hombres y estando “muertos en nuetros delitos y pecados” no envión a Jesús para SALVARNOS MURIENDO EN ES ES HORRENADA CRUZ.

    2. maria escalante mamani dice:

      no tengo correo, es lindo lo q ustedes hablan de Dios para con la mujeres q Dios los guarde

    Deja un comentario