¡Oh Señor, Tú me has examinado y conocido!

¡Oh Señor, Tú me has examinado y conocido!
Porque Tú formaste mis entrañas;
Me entretejiste en el seno de mi madre.
Te alabo porque de manera maravillosa fui hecha.
Salmo 139: 1, 13 – 14

Queridas amigas:

Dios nos ha creado; conoce cada parte de nosotras. Nos conoce íntimamente porque Él nos ha entretejido en el seno de nuestra madre.

Tejer es muy interesante; mi hermana sabe cómo tejer. En el pasado ha intentado enseñarme cómo tejer. Sin embargo no he sido capaz de aprender a hacerlo. Pero yo sé que has llegado a estar íntimamente involucrada en el proyecto cuando pasas horas tejiendo cada puntada. Pensar que el Dios del universo nos ha tejido en el seno de nuestra madre- ¡eso es increíble!

La Palabra de Dios nos ayuda a ver que la concepción del bebé no es un proceso accidental sino uno intencional. Nos lleva a orar y alabar como David en los versos 17-18:

“¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los – enumerara, serían más que la arena. Despierto y aún estoy contigo.”

Recuerda por favor nuestra invitación especial de unirte a nosotras el 24 de Octubre cuando nos uniremos a nuestro segundo Llamado Global de Oración.

Detalles del llamado de oración:

• La invitación se extiende al personal, voluntarias y campeones de RTM Mujeres de Esperanza.
• Puedes unirte por medio de la computadora o el teléfono vía video-conferencia de RTM servicio Zoom.
• Habrá tres momentos para unirte: 9 a.m., 4p.m. o 7 p.m. (Horario diurno del Este)
• Más de 50 aparatos pueden ser conectados durante cada período, por tanto asegúrate tu tiempo preferido (twrwomenofhope.org/pray2017).
• Eres bienvenida a reunir un grupo del personal y voluntarias y llamar juntas desde una laptop o teléfono.

En un par de semanas, enviaremos más instrucciones de cómo unirte al llamado, Por ahora, permítenos saber si estás interesada en participar y que horario prefieres.

En Él nuestros corazones se regocijan.
Dra. Peggy Banks
Directora Ministerio Global
RTM Mujeres de Esperanza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.