Pongámonos la armadura de Dios…

Queridas amigas:

Efesios 6: 10-12 dice:
“Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de Su fuerza. Vestíos de toda la Armadura de Dios, para que podáis hacer frente a las acechanzas del diablo; porque Nuestra lucha no es contra sangre ni carne sino contra principados, contra autoridades Contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares Celestiales.”

Mientras escribo mi carta para ustedes, estoy escuchando una canción clamando por más presencia de Dios hoy. Está tocando mi corazón mientras canto y oro por nuestras hermanas en África Occidental y Central y me doy cuenta cuánto más necesitamos de la presencia y el poder de Dios en nuestras vidas cuando estamos combatiendo en la batalla espiritual.

Cada día suceden cosas a nuestro alrededor que no podemos ver con nuestros ojos pero que son muy reales en el reino espiritual. Estoy hablando a lo que se refiere el Apóstol Pablo en los versos más arriba en Efesios. Estamos en medio de una batalla espiritual.

Este mes mientras nos reunimos para orar, pongámonos la armadura de Dios de modo que podamos estar firmes contra los planes del enemigo. Para los cristianos, la vida es una batalla espiritual. Hay un enemigo actuando en este mundo que no quiere que vivamos para Jesús. Hay un enemigo que no quiere que oremos por nuestras hermanas alrededor del mundo. Pero Jesús vino para vencer los poderes del mundo oscuro, y el poder en nosotras es más grande que cualquier poder en el mundo (1ª. Juan 4:4). Así que, levanten sus voces, mis amigas, y permanezcan firmes en la fe, creyendo que sus oraciones están siendo oídas por el Todopoderoso Dios del universo.

Que podamos orar con el poderoso poder de Dios este mes. Él es nuestra fuerza y refugio y una muy presente ayuda cuando estamos en pruebas (Salmo 46:1).

En Él nuestros corazones se regocijan.

Dra. Peggy Banks
Directora del Ministerio Global
RTM Mujeres de Esperanza.

1 Comentario

  1. Gloria dice:

    Excelente palabra de Dios, me hizo mucho bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.