La higiene

¿Cuán importante es mantenernos limpias? Un antiguo dicho dice: “¡La limpieza está muy cerca a la piedad!”. Eso significa que ser limpia es tan importante como ser santa, como Dios. Si eso es verdad, mantenernos limpias debería estar en la parte alta de la lista de cosas que necesitamos hacer cada día.

Hay muchas razones prácticas para mantenernos limpias nosotras y a quienes cuidamos. Por un lado, la limpieza previene las enfermedades. Muchas enfermedades podrían ser evitadas si mantuviéramos la limpieza del medio ambiente, de nuestros hogares y de nosotras mismas. Es importante estar bien limpias. Hay una palabra que se usa para la limpieza personal y esa palabra es “higiene”. La higiene correcta y apropiada puede evitar o prevenir una infección en el sistema digestivo, los ojos, pulmones y otras partes del cuerpo. También si eres una persona saludable y libre de infecciones, no hay peligro que contagies a quienes amas y viven a tu lado.

Hay otros beneficios para la higiene que quizás no los has pensado: al mantener limpia nuestra piel se evitan las bacterias y otras sustancias infecciosas del cuerpo, reduciendo la chance de enfermarte. Mantener la boca, los dientes y las encías saludables hace que te puedas alimentar mejor teniendo así una buena nutrición. La buena higiene hace también que la persona se sienta más confortable y eso influye en su ánimo y levanta su espíritu.

Hay algunos pasos que puedes tener en cuenta para asegurarte que te estás cuidando de manera apropiada. Enséñaselos a tus niños si los tienes y aplícalos a los adultos mayores si viven bajo tu cuidado.

  1. Lava tus manos con jabón y agua después de usar el baño y antes de sentarte a la mesa para comer. Eso te ayudará a evitar los gérmenes o virus que te pueden enfermar.
  2. Báñate a menudo. Cuando hace calor más aún, porque seguramente el calor te hará transpirar y será bueno darte un baño para refrescarte y quitar de tu piel cualquier cosa que pueda enfermarte o producir un salpullido o picazón en la piel. Esto es para los niños y bebés también.
  3. Protege tus pies: hay muchas cosas que pueden dañar tus pies si caminas descalza. Bueno, si es dentro de tu casa puedes caminar descalza; pero si vives en el campo o donde hay mucho césped debes tener cuidado de no cortarte con algún objeto o ser picada por algún insecto o gusano. Corres el riesgo que tu pie se infecte de alguna manera. Por ejemplo, la infección del tétanos que puede ser fatal. Las heridas sucias en los pies especialmente, son peligrosas. Es importante estar vacunadas contra el tétanos cada diez años si es posible. Muchas heridas pueden ser evitadas si tan solamente usas un calzado en tus pies.
  4. Recuerda cepillar tus dientes cada día. Mejor dos veces al día y después de comer cosas dulces. Cada integrante de la familia debe tener su cepillo de dientes personal y no olvidar lavar sus dientes cada día. Un buen cepillado evitará el mal aliento y la formación de caries. Además, debes visitar al dentista una vez cada seis meses más o menos y cuidar tu boca para poder sonreír libremente. Las caries echan a perder tu dentadura. No te dejes estar: cepíllate cada día, no lo olvides.
  5. Algo muy importante también para evitar enfermedades es mantener la higiene en el hogar, especialmente la cocina donde preparamos nuestros alimentos. Los repasadores, esponjas, tablas de picar los vegetales y la carne. Luego del uso debes lavarlos correctamente. El baño es otro lugar que necesita estar muy limpio. Hoy día hay muchos productos en el mercado para higienizar y desinfectar cada parte del toilette. Además de matar los gérmenes puedes mantener el baño perfumado y limpio. En otro programa hablaremos un poco más acerca de la higiene en el hogar.

Esperamos que estos consejos te sean útiles para ti y tu familia. No dejes de ponerlos en práctica cada día. ¡Te sentirás mejor!

1 Comentario

  1. Rogelia dice:

    Bendiciones desde bolivia muy bonito lo que publican sigan mandamdo saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.