El pescado

Hoy queremos hablar acerca de las muchas bondades que tiene el pescado. ¿Te gusta ir de pesca? Sé de muchas personas que les gusta ir de pesca. Les resulta apasionante y además les desestresa. Vivo en una ciudad muy cerca del mar y en épocas de calor o clima primaveral son muchos los que salen muy temprano para ir a pescar. Hay quienes lo hacen en el mar o en los ríos o lagos donde les ha tocado vivir. Es interesante notar las diferentes clases de peces, cada uno con sus características y sabores diferentes, pero la mayoría son muy apreciados.

¿Cuán a menudo comes pescado? Si lo haces por lo menos dos veces a la semana, estás haciendo algo muy bueno para tu salud. Si no lo haces queremos convencerte que deberías hacerlo por algunas muy buenas razones. Vamos a mencionarte las más importantes; seguramente luego te dirás que deberías hacerlo.

  1. Ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y los accidentes vasculares. Eso es porque el pescado y los mariscos contienen un tipo especial del aceite llamado omega-3, que ayuda a mantener las arterias saludables. Las arterias toman la sangre que bombea tu corazón y la llevan por todo el cuerpo. Los ataques al corazón o los accidentes cardiovasculares, pueden suceder cuando una arteria se bloquea con un coágulo de la sangre. Lo bueno del omega 3 es que puede evitar que se formen coágulos. También ayuda a bajar la presión de la sangre. Es por eso que las personas que comen pescado regularmente tienden a tener menos ataques y accidentes al corazón. Todo pescado es bueno, pero algunos tipos son especialmente altos en omega- 3, como el salmón, atún, arenques, trucha, abadejo, caballa y otros.
  2. Aunque contiene este aceite especial, es bajo en la clase de grasa que a menudo está en otras carnes. Así que esto hace del pescado un buen alimento para mantenerte en un peso saludable. Las maneras más saludables de cocinar pescado son: al vapor, en la barbacoa a las brasas o al horno. Está bien también hacerlo en un sartén o plancha con un poco de aceite si es oliva, canola o de maní mejor. Sin embargo, el pescado enlatado puede ser alto en grasa, así como el que está preparado en salsas ricas en cremas.
  3. Es bueno para las personas con diabetes. Esto es porque las personas con diabetes tienen un alto riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Comer pescado y otros alimentos bajos en grasa puede ayudarnos a prevenir la diabetes y los que ya la tienen comer pescado ayuda a controlar la enfermedad.
  4. El pescado es bueno para los huesos. Una manera de mantener los huesos saludables y fuertes es comiendo alimentos que contengan mucho calcio. Esto es especialmente importante si eres mujer, pues después de la menopausia las mujeres estamos en riesgo de desarrollar osteoporosis, que es la enfermedad del afinamiento de los huesos. Algún pescado enlatado tal como sardinas y salmón, así como también pequeños pescados frescos que contengan huesos suaves fáciles de comer (y esto junto a los productos lácteos) es una buena manera de añadir más calcio a tu dieta.
  5. El pescado puede reducir el riesgo del asma. Hay alguna evidencia de que los niños que comen pescado más de una vez por semana (especialmente pescado aceitoso), no desarrollan asma como los niños que comen menos pescado.

Lo ideal sería que pudieras pescar tú misma, así no resultaría tan caro, porque algunos pescados frescos son muy caros. Hay algunas variedades que resultan más económicas a la hora de tener que comprarlo. Por ejemplo, está el pescado en lata. Por un lado, es cómodo poder tenerlo almacenado en casa por un buen tiempo; y por otro lado, no es tan caro. Puedes usarlo para ensaladas con vegetales y para preparar sándwiches. El atún y el salmón en lata puedes cocinarlo con vegetales para combinarlos luego con arroz y con pasta. Pero escoge los que están enlatados en agua más que en aceite.

Lo importante es que puedas comer pescado por lo menos dos veces a la semana. ¡Esperamos que recuerdes estas bondades que nos ofrece el pescado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.