La osteoartritis

La osteoartritis es una importante dolencia que en especial la sufren las personas mayores. Viene a ser una inflamación de los huesos y sus uniones. Es una de las más grandes causas que dificulta el caminar en las personas adultas. Es una enfermedad muy común después de los 60 y especialmente en las mujeres. Pareciera como que las articulaciones se gastan. Por alguna razón el cartílago que es un tejido movedizo, elástico, que es como una almohadita que protege la unión, comienza a gastarse más rápido que lo que puede ser regenerado hasta que el hueso empieza a frotarse con el otro hueso y toda la unión comienza a lastimarse y doler con el roce. Muchas veces comienza primero en las manos. Ya que es una enfermedad tan común, es importante estar bien informadas en cuanto a los síntomas para poder identificarla.

Algunos de los síntomas de la osteoartritis que podemos identificar son los dolores que aparecen en las muñecas o en el dedo pulgar, aunque cada unión presenta diferentes síntomas. A algunas personas les duele más que a otras y a veces todo el tiempo, y mucho más a nosotras por ser mujeres y cuando nos vamos poniendo mayores o es una herencia de nuestras madres y abuelas que también la sufrieron.

Sin embargo podemos hacer algunas cosas que nos ayuden a proteger nuestras articulaciones. Mencionemos algunas de esas cosas que podemos hacer:

  • Comer alimentos saludables, especialmente frutas y vegetales
  • Evitar el sobrepeso. Eso coloca un esfuerzo extra en tus caderas y rodillas y el daño podría comenzar desde los 20 años.
  • Hacer tus tareas diarias de diferentes maneras, sobre todo si tus tareas te obligan a hacer los mismos movimientos de fuerza una y otra vez usando la misma posición física.
  • Lo más importante: hacer ejercicios regularmente. Eso es muy interesante. Quizás pienses que hacer ejercicios seguido haga que las uniones se gasten más rápidamente. Pero no es así, porque el ejercicio bien hecho y dirigido construye huesos y articulaciones fuertes.

Desafortunadamente la osteoartritis no se cura, pero hay cosas que pueden enlentecer y mejorar los síntomas. Puedes llevar una buena calidad de vida. Cuando sufres mucho dolor puedes aliviarlo tomando paracetamol o algún otro calmante que encuentres en la farmacia de tu ciudad o alguna medicación que reduzca la inflamación. Habla con tu doctor acerca de cuál es la medicina que te haría mejo, para evitar efectos secundarios.

Puedes descubrir otras maneras que te alivien los malestares. Por ejemplo, el calor te ayudará y también la protección de las articulaciones de movimientos violentos o bruscos. Hacer ejercicios es lo más importante. Hacer estiramiento diario te ayuda mucho a mejorar el estado general, como también caminar y nadar. El agua te protege de los tirones y sacudidas. También puedes hacer ejercicios de estiramiento usando pesas. Para que no te lastime hacer pesas, debes comenzar con algunas pequeñas de poco peso. Tienes que aprender cómo levantarlas y moverlas para que no te hagas daño en las coyunturas, pero que sí te fortalezca los músculos. Puedes fabricar pesas caseras cosiendo unas bolsitas que luego llenas de arroz o de arena y cada semana puedes agregarles un poco más de peso, según el progreso que vas logrando.

Cada persona es diferente así que siempre debes consultar con tu doctor; pero debes saber que hacer ejercicios con pesas es bueno para la artritis. Puedes hacer un poco cada dos días. Puede ayudar si te colocas una banda elástica para proteger la articulación, especialmente si está inflamada o la mueves mucho. Hay personas que aun duermen con la venda o protección. Debes descubrir maneras de mantenerte en movimiento de modo que no te cause más dolor. Ejercítate de vez en cuando mientras el dolor está bajo control. Comienza haciendo ejercicios de calentamiento con movimientos suaves.

Dijimos que es importante no tener sobrepeso por tanto debes seguir una dieta no solo para mantener el peso bajo, sino porque algunos alimentos hacen que los síntomas de la situación sean peores, como la carne roja, el café, los refrescos cola, el azúcar. Otros alimentos como el ajo pueden reducir la inflamación, y otros previenen los daños del envejecimiento; a menudo se les llama antioxidantes. Por lo general las frutas frescas y los vegetales (especialmente las naranjas, las nueces, las semillas de la calabaza). El pescado es excelente especialmente los pescados aceitosos son muy buenos.

En la farmacia podemos encontrar algunos suplementos alimentarios que son buenos para combatir la artritis. Muchas personas los usan y los encuentran muy valiosos; por ejemplo el Sulfato de glucosemina. Todos los tratamientos llevan semanas o meses para hacer efecto por tanto debes mantenerte haciéndolo.

Si te alimentas sano, haces ejercicios con pesas, descansas lo necesario y tienes una actitud positiva frente a la vida lograrás estar mejor en tu salud física y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.